logo

El bendito invierno no quiere partir

logo

Primavera en QuebecHoy es 16 de abril. El clima ha cambiado mucho o sigue igual y la gente no tiene memoria como en todas partes.

A cada año la gente piensa que el invierno terminó en marzo, pero en realidad la cosa no mejora hasta mediados de mayo. Pero si usted le dice a alguien que el invierno no ha terminado, se enojan y niegan fervientemente que a mediados de abril ya hay flores en todos lados.

La primavera quebequense o canadiense no es la misma americana. Oficialmente la primavera comenzó el 20 de marzo, pero sinceramente no sé si me estoy volviendo viejo, pero ha sido el comienzo de primavera más fría que he pasado en la ciudad de Quebec desde el 2005 cuando llegué a este lugar.

Hace dos semanas sentía que me estaba congelando. Pasamos de cero grados a menos 20 grados en una tarde. He cambiado de abrigo varias veces, creyendo ingenuamente que esta cuestión se acabó y cada vez me encuentro con una sorpresa desagradable.

Hoy hay granizo, viento y lluvia. En teoría hace cero grados, pero con el factor viento se siente como menos ocho grados. Si el viento te pega de frente,  literalmente duele. Algunas escuelas cerraron porque las condiciones son muy malas en la carretera.

No sé si admirar a los quebequenses o darles una multa por pendejos. No hay nada que los detenga, lo único que cierran son las escuelas, los trabajos y los comercios siguen funcionando como si nada hubiera pasado.

Aquí no hay situaciones de emergencia y si cierran una carretera no falta el pendejo que decide arriesgar su vida para salir a tomar un café en la cafetería.

Bueno con problemas y todo llegué a mi casa y ahora puedo descansar un poco, mañana parece que el clima sigue igual. Paciencia, la verdadera primavera llegará el mes de mayo como todos los años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo
logo
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes